ESTIMULACIÓN DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE

PAUTAS GENERALES PARA LAS FAMILIAS.

El habla y el lenguaje es una adquisición que se produce de forma natural y espontánea en los niños/as que están inmersos en un entorno lingüístico. Pero en ocasiones, este desarrollo se puede ver alterado por factores de diversos tipos (resfriados frecuentes, dificultades auditivas, inmadurez…)

Es por ello, por lo que os presentamos ejemplos de actividades con las que pretendemos estimular y facilitar la adquisición del habla, favoreciendo así su desarrollo general.

  • Respiración y soplo.
    • Fomentar la respiración nasal utilizando diferentes aromas: perfumes, comidas, flores…
    • Practicar respiración mediante la vocalización.
    • Soplar diversos objetos: algodones, bolitas de papel, pelotas de ping-pong, plumas con el uso de pajitas…proponiendo una meta de llegada de los objetos que mueve.
    • Dirigir el soplo en un sentido concreto para coordinar los movimientos respiratorios.
  • “Gimnasia bucal”.
    Son ejercicios de imitación de gestos, realizando movimientos con los labios, lengua, mejillas y velo del paladar; con el fin de conseguir una adecuada movilidad y fuerza de la musculatura fonoarticulatoria para producir de manera correcta los sonidos del lenguaje.
  • Estimulación lingüística.
    • Hablar despacio y vocalizando, sin exagerar la pronunciación.
    • Darle tiempo para que exprese las cosas por él/ella mismo/a.
    • Pronunciar varias veces las palabras en las que presente errores frecuentes, para que la corrija de manera auditiva.
    • Contar cuentos breves y hacer preguntas sencillas sobre los mismos.
    • Juego del veo-veo.
    • Ordenar historias de secuencias temporales a través de dibujos y después expresarlas oralmente.